viernes, 8 de febrero de 2013

Muros de piedra seca


Muros de piedra seca

Se caracterizan por ser construcciones limpias, siendo la propia piedra el material utilizado. Estos muros, creados originariamente para separar terrenos ganaderos, son un aporte extra de biodiversidad. Debido a su sistema de construcción, ofrecen refugio y zona de tránsito a multitud de especies. De la misma manera, se crean hábitats propicios para que algunas plantas de ambientes rocosos tengan la posibilidad de desarrollarse.

 Las rocas a utilizar deben de ser tamaño sandia, media sandia, melón de galia y pequeñas (ripio). Estas últimas se utilizan de relleno.

Pequeños mamíferos como topillos, ratones de campo, conejos, etc. suelen buscar refugio en los muros secos. Es conocido el uso de la ardilla roja de estos muros al esconder frutos secos debajo de sus piedras y los conejos suelen cavar  pequeños refugios bajo sus cimientos. Comadrejas y armiños los utilizan también como refugio y cazan micromamíferos entre las piedras, como también lo puede hacer el zorro. Alternativamente, los muros son usados por el hombre como refugio temporal en días de lluvia y viento y está demostrada su función como cortafuegos en caso de incendio.

 La piedra se coloca, ya clasificada por tamaños, a lo largo de la zanja de aproximadamente 20cm de profundidad, previamente escavada.

Hay pájaros que ocasionalmente construyen sus nidos en los muros secos, aunque normalmente eligen otros lugares. Herrerillos, carboneros, lavanderas, gorriones, papamoscas, alcaudones, colirrojos y el trepador azul tienen afinidad por este hábitat para anidar.
 
  Como podéis ver, la piedra grande se sitúa abajo y el ripio en el centro. La mancha verde es un refugio para comadrejas.

Al igual que los setos vivos, los muros secos son usados como corredores por pequeños animales para desplazarse entre áreas favorables. Estos corredores multiplican sus beneficios cuando están acompañados de franjas de herbazales crecidos.
 

 Manos a la obra. Alumnos de la Escuela Taller Serantes Natura. Roger Soler (monitor) de espaldas con camiseta azul.

Respecto a su importancia para la flora, se convierten en hábitats esenciales para líquenes, musgos y pequeños helechos, sobretodo en áreas donde no hay presencia de ambientes rocosos.
 
Os presentamos a Alberto Muñoz. Junto con él vinieron Roger Soler y Carlos Marquez a mostrarnos la técnica de construcción de muros secos.
 
Un descanso despues de mover tanta piedra no viene mal.
 
Finalizado el trabajo es hora de posar.
 
Guapo...Guapo
 


Ahora por el otro lado para que se vea todo el mundo. Carlos Marquez (monitor) segundo por la derecha.
 
Nos gustaría dar las gracias a Alberto Muñoz, Roger Soler y Carlos Márquez, de XeroPiedra. Alberto y Carlos se desplazaron desde Sevilla y Roger desde Cataluña para darnos este curso de tres días inmensamente interesante. Si después de leer estas líneas todavía estáis interesados, os invitamos a entrar en su website: www.xeropiedra.com.
 
Ahora, Manu y yo, tenemos que terminar otros 22 metros de muro. Este muro esta ubicado dentro de las instalaciones del Fuerte y se puede ver desde fuera. El motivo de ubicar ahí un muro seco es con vistas al futuro Centro de Interpretación de la Naturaleza ya que tendrá un alto valor educativo.
 
Para este año tenemos proyectado construir otro muro seco,  de 85 metro de longitud, en las inmediaciones de los Llanos pero estamos pendientes de financiación. Así, que, crucemos los dedos pues este muro tendrá un impacto paisajístico verdaderamente positivo. También, proporcionará un valor añadido para la biodiversidad, el monte y un elemento de verdadero interés para el visitante. El muro al que nos referimos estará ubicado donde antiguamente ya existia uno.


Texto y fotos
Iñigo Urrutia

SERANTES NATURA












1 comentario:

Irati dijo...

"SERANTES" ¡Quién te ha visto y quién te vé! ¡Excepcional!