sábado, 27 de abril de 2013

¿Qué será lo próximo?


Después, de haber sufrido:


  • El robo de una cancela
  • El robo de una docena de aldabillas
  • El robo de comederos de aves
  • El robo de robles
  • La rotura de una docena de candados
  • La rotura de carteles
  • La rotura de cerrojos
  • El destrozo de dos charcas


 … pensábamos que ya no nos sorprendería la naturaleza de ningún otro acto vandálico más. Eso era hasta hoy cuando un visitante habitual del monte retrató con su cámara a tres jóvenes tomando el sol tranquilamente en el tejado del observatorio. Además, había un perro merodeando a sus anchas dentro del recinto haciendo caso omiso a los carteles de advertencia.






Este tipo de comportamiento nos llena de frustración ya que no podemos comprender que es lo que mueve a esta gente a realizar dichos actos. ¿No son conscientes del daño que hacen? Si tenéis alguna idea de cómo erradicar este tipo de comportamiento antisocial, por favor, hacérnoslo saber para ponerla en marcha nosotros mismos.





2 comentarios:

Irati dijo...

Que el Ayuntamiento proteja las instalaciones, mediante "parados" o como lo estime oportuno y que se extiendan"buenas multas". Contacto con el ente municipal y petición de firmas.

Anónimo dijo...

Por un lado, el Ayuntamiento tiene que dotar de vigilancia DIARIA al monte y aprobar las sanciones oportunas contra este tipo de delitos. Por otro lado, los habitantes del Serantes y los visitantes que acudimos a él debemos implicarnos en la denuncia de los actos vandálicos que presenciemos, con fotografías, escritos, llamadas a la Policía Municipal o a quien corresponda. No podemos consentir que unos BÁRBAROS destrocen un patrimonio que nos pertenece a todos y que entre todos estamos enriqueciendo.